En verano, las altas temperaturas pueden ser un gran riesgo para la salud de nuestros amigos peludos. Los perros no tienen la capacidad de regular su temperatura corporal como los humanos, por lo que son más propensos a sufrir golpes de calor y deshidratación. Además, las quemaduras solares, el asfalto caliente y los mosquitos también pueden ser un peligro para su salud. En este artículo se abordan algunos consejos para prevenir estos riesgos y mantener a nuestros perros frescos, hidratados y saludables durante los meses de verano.

Golpe de calor y deshidratación

La principal consecuencia del aumento de las temperaturas durante esta época del año son los temidos golpes de calor. Este se produce cuando la temperatura corporal de tu canino asciende por encima de los 39ºC produciendo, como consecuencia, una deshidratación grave (insuficiencia de líquido en su cuerpo para reponer la que es segregada).

A diferencia de los humanos, los caninos no poseen glándulas sudoríparas en su piel, sino que únicamente cuentan con ellas en sus patas. Estas, sin embargo, no son suficientes para regular correctamente su temperatura corporal, por lo que los perros utilizan su respiración para lograr descender el calor de su cuerpo.

Mientras mayor es la frecuencia de su respiración los caninos logran refrescar su cuerpo con más facilidad. Esto es lo que comúnmente reconocemos como “jadeos” y por lo que son tan comunes en ellos durante las épocas de calor.

Lamentablemente, este mecanismo tampoco es suficiente en muchos casos, volviéndolos más propensos a sufrir golpes de calor y deshidratación, que si no son tratados rápidamente pueden producir consecuencias muy graves en su salud.

¿Cómo prevenir un golpe de calor en mi perro?

Para prevenir un golpe de calor en tu perro es necesario que este se mantenga fresco en todo momento siguiendo estos consejos:

  • Debe contar siempre con agua fresca: es sumamente importante que tu canino tenga agua fresca y limpia a su disposición en todo momento para compensar el líquido que pierde debido a las altas temperaturas. Procura también llevar una botella con agua fresca para él si vais de paseo, así evitarás que se deshidrate.
  • Mantenerlo en un lugar fresco: para evitar que su temperatura ascienda por encima de lo saludable procura que tu compañero se mantenga en un sitio fresco en todo momento, especialmente durante el mediodía y la tarde, horarios donde más asciende la temperatura. 
  • Nunca dejes a tu perro encerrado en una habitación cerrada o vehículo: hoy en día siguen siendo muy frecuentes los casos de golpes de calor y deshidratación producidos por haber dejado al canino encerrado en el coche o en una habitación cerrada. Esto es sumamente peligroso ya que (como comentamos en el anterior apartado) su temperatura asciende muy rápido y puede producirle un golpe de calor en pocos minutos.

Quemaduras solares

Junto con los golpes de calor y la deshidratación, las quemaduras solares en verano son otro de los casos más frecuentes en las clínicas veterinarias. Las quemaduras de sol en perros son una afección que puede afectar a cualquier can, pero especialmente a los de pelaje claro o escaso. Se producen cuando la radiación solar daña la piel del animal, provocando enrojecimiento, inflamación, dolor y, en casos graves, ampollas o úlceras.

Los riesgos de las quemaduras de sol en perros son varios: pueden causar infecciones, cicatrices, pérdida de pelo, e incluso cáncer de piel. Por eso, es importante prevenirlas, sobre todo en verano, cuando la exposición al sol es mayor. Algunas medidas de prevención son:

  • Evitar las horas de mayor radiación (entre las 10 y las 16 horas)
  • Proporcionar sombra y agua fresca al perro
  • Aplicar un protector solar específico para animales en las zonas más sensibles (orejas, nariz, abdomen)
  • Y consultar al veterinario ante cualquier signo de quemadura

Asfalto muy caliente

El asfalto caliente en verano puede ser un riesgo para los perros que caminan por la ciudad. El contacto prolongado con el pavimento puede causar quemaduras en las almohadillas de sus patas, lo que puede provocar dolor, inflamación e infección.

Para evitar este problema, se recomienda pasear a los perros en las horas más frescas del día, preferiblemente por zonas verdes o con sombra. También se puede usar protectores especiales o aplicar cremas hidratantes después de cada paseo. Así se puede proteger la salud y el bienestar de nuestros amigos peludos.

Mosquitos

Los mosquitos son insectos que pueden causar graves problemas de salud a los perros, especialmente en verano, cuando su actividad es mayor. Entre los riesgos más grandes que poseen se encuentran las enfermedades que pueden transmitirles como la leishmaniosis y la filariosis, que afectan al sistema inmunitario y al corazón de los animales, respectivamente.

Estas enfermedades se producen cuando un mosquito infectado pica a un perro y le inocula los parásitos que lleva en su saliva. Los síntomas pueden tardar en aparecer y ser muy variados, por lo que es importante acudir al veterinario ante cualquier signo de malestar o alteración en el perro.

La prevención es la mejor forma de proteger a los perros de las picaduras de mosquitos y de las enfermedades que pueden ocasionar. Para ello, se recomienda usar productos antiparasitarios específicos, como collares o pipetas, que repelen a los mosquitos y evitan que se acerquen al perro. También se debe evitar pasear por zonas húmedas o pantanosas, donde hay más presencia de mosquitos, sobre todo al amanecer y al atardecer, que son los momentos de mayor actividad de estos insectos.

Cuida a tu perro de los peligros del verano con nuestras profesionales de Bahía Zoo

Si tu perro comienza a presentar síntomas como los que describimos o cualquier otro malestar lo mejor que puedes hacer por él es acercarlo a nuestra Clínica Veterinaria Bahía Zoo para que nuestras profesionales lo atiendan lo más rápido posible. Así evitarás que cualquier pequeño problema de salud se convierta en un riesgo y enorme malestar para su vida. Puedes solicitar una cita en el siguiente enlace o contactándonos al 950 24 23 61.